sábado, 3 de octubre de 2009

El mundo al revés: ahora matar es un derecho!!!


VOLVIMOS !!!!

Publicamos un artículo de ZENIT en donde se habla del caso que está viviendo Chile y muchos paises del mundo, en que el mundo modernista liberal está invirtiendo los valores (el sueño que queria Nisetzche). Porque ahora los católicos son los "malos" los "sin corazón" porque frenet a una violación le dicen a la joven que no aborte, y frente a una relación prematrimonial o embarazo no deseado promueve tener al hijo. Y ellos se elevan como los "buenos" porque "sienten" con la "victima" la pena, el horror, etc. Pero es al revés!!!! es malo deshacerse de una vida por un embarazo no deseado, es mejor y más bueno (obviamente más dificil también) tener el hijo de un vilador. Cuántos casos existen de personas que andan en la vida que son hijos de violadores. ¿De qué sirve entonces ayudar a los hijos de ladrones y delincuentes si son hijos de tales? SIRVE!!! porque son personas. Lo mismo pasa con el hijo de un violador. Lo que pasa es que la Sociedad debería ser más amistosa, amable, ayudar económica, psicológica, social y comuitariamente a esa joven, pero como no lo hace, porque está imbuida en ganar plata!!, entonces prefiere y promueve MATAR al hijo. Claro, es lo más fácil, pero como el mundo liberal es hìpócrita, porque el Demonio es Padre de la Mentira, entonces miente miente para que algo quede, y nos hace ver a nosotros los católicos como "malos" por defender la vida, y ellos quieren quedar como buenos...mintiendo.Léanlo:








El mundo del revés: ¡Matar es un derecho!
Por monseñor José Ignacio Munilla, obispo de Palencia


PALENCIA, sábado, 3 de octubre de 2009 (ZENIT.org).- Publicamos el artículo que ha escrito monseñor José Ignacio Munilla, obispo de Palencia, con el título "El mundo del revés: ¡Matar es un derecho!".
El jueves 24, fiesta de la Virgen de la Merced, tuve la gracia de visitar el Centro Penitenciario de Dueñas (Palencia), donde celebré la Eucaristía con un numeroso grupo de cientos de presos, en honor a su Patrona. Uno de ellos, de nombre Manuel, compartía conmigo la dura experiencia de su vida, en presencia de otros reclusos. No olvidaré su rostro ni sus palabras: "Mire usted, a mí me pasó una cosa muy simple: Empecé por matar a Dios, borrándolo de mi conciencia; para luego continuar agrediendo a mi familia, a mis amigos y a todos los que se cruzaban en mi camino, y ya no me detuve ni ante el respeto debido a la vida misma".
¡Me sentiría yo mucho más seguro en una nación gobernada por Manuel, que por alguien que sostenga que matar a una criatura en el seno materno, es un "derecho"! ¡Me fío mucho más de quien ha tocado fondo en la vida, por muy bajo que haya caído, y que ha hecho la experiencia humilde del retorno a la sensatez; que de aquel otro que se cree que va a reinventar una nueva civilización, y se muestra seguro en la soberbia de su ideología!


Pueden seguir leyendo el artículo completo (RECOMENDADÍSIMO) en este link: Permalink: http://www.zenit.org/article-32707?l=spanish





















CM.